¿Cómo mantener tu hogar calentito en invierno?

Hogar calentito en invierno
cómo mantener tu hogar calentito en invierno

Ya llegaron esos días fríos, donde se oscurece más temprano, el sol calienta menos y hay más días nublados…

Además, sabemos que la cuenta de la luz puede subir muchísimo en esta época si se usan por ejemplo estufas eléctricas, o la cuenta del gas si se usa la caldera.

En Houm te queremos aconsejar algunas cosas que sirven para mantener tu hogar más calentito los fríos días de invierno.

Te hablaremos sobre algunos consejos, acciones a realizar, objetos, lugares específicos y por último acerca de algunos tipos de calefacción.

PUERTAS Y VENTANAS

Para partir, fijarse en las filtraciones de aire que puedan haber: puertas y ventanas bien cerradas.

Verifica las junturas de los marcos de estas. Esto es importante y también lo es ver si hay alguna descuadrada y que no cierre bien, para poder arreglarla a tiempo.

Si tienes termopanel será mucho mejor, ya que estas aislan naturalmente el frío, el ruido y el calor. Esto gracias a que son dos vidrios separados entre sí por un espacio de aire seco, cerrado herméticamente. Por eso funciona tan bien como aislante (esto puede reducir hasta un 40% la pérdida de calor).

No obstante, si no tienes termopanel ni el presupuesto para esto; y tienes alguna ventana con filtración de aire, puedes arreglarlo tú mismo. Puedes usar pasta muro o plástico, cinta selladora/aislante u otro material que ayude para esto.

Sin embargo, te recomendamos siempre en las mañanas ventilar, sobretodo en los dormitorios. Esto es esencial para renovar tu aire, sacar gérmenes, prevenir que te enfermes, cuidar tu salud y evitar la humedad.

Si hace mucho frío o es un día nublado, basta con hacerlo por solo unos minutos, pero hacerlo!

CORTINAS

Estas debes abrirlas por las mañanas y dejar que entre la luz solar. Deja que esta energía tempere tu casa y aprovéchala al máximo. Es muy importante tratar de usar la mayor cantidad de calor natural.

Luego, cuando se oscurezca, cerrarlas y mantener el calor dentro de tu hogar para una noche más calentita.

Por otro lado, ojalá tus cortinas sean gruesas. Si son black out, o tienen forro térmico, mejor. Esto ayuda a que el calor no se escape y tampoco interrumpe tu sueño tan tempraño en la mañana con la luz que entra si no fuesen black out.

PIEZAS

Cierra cualquier pieza que no se use frecuentemente, para que no se escape el calor para allá.

Respecto a los dormitorios, mantenlos abiertos para que en la noche cuando vayas a acostarte no esté congelado!

Sobre la cocina, mantenla si puedes cerrada, sobre todo si estás en ella cocinando. Así, la humedad ni el olor se van al resto de la casa.

Usa siempre la campana de la cocina para filtrar el olor y evitar lo más que se pueda la humedad.

DECORACIÓN

Te recomendamos poner alfombras en tu casa o departamento. Si son más peluditas mejor ya que son más cálidas y acogedoras, y más cuando hay bajas temperaturas.

Esto es más cómodo y calentito si se anda sin zapatos y también uno puede sentarse en el suelo sobre la alfombra y aún así estar cómodo.

Estas además, funcionan como aislante del calor, evitando que este se pierda a través del suelo.

Por otro lado, poner frazadas o chales bonitos sobre los sillones del living o en la piecera de las camas es una buena idea. Así cada vez que te sientes a hacer algo puedes taparte y no pasar frío.

Por último, decorar y poner cojines también ayuda con la calidez y comodidad de los espacios.

CAMA

Te recomendamos elegir bien tu ropa de cama. Para comenzar, el uso de un plumón es clave.  Respecto a las sábanas, mucho mejor si son de algodón y no sintéticas. También sirve poner frazadas entre las sábanas y el cubrecamas.

Si eres de esas personas muy friolentas, te servirá colocar el infaltable calientacamas. Si usas este producto, debes prenderlo antes de irte a acostar y apagarlo antes de dormirte. Por ningún motivo te deberías quedar toda la noche durmiendo con el calientacamas prendido.

Por otro lado, si tienes respaldo en tu cama es aún mejor, aislando el frío contra la pared.

ENTRETECHO

Si vives en una casa y esta tiene un entretecho/ático, te recomendamos aislarlo. ¿Por qué? El calor, por física, sube. Y si pones aislantes en el entretecho, como plumavit o espuma especial; el calor que formaste en tu hogar, no se escapará mediante el techo.

CALEFACCIÓN

No hay por definición un mejor sistema… todo depende de varios factores. Algunos de estos son:

  • Ubicación de la casa o departamento
  • Orientación de la vivienda
  • Tamaño de la propiedad
  • Tipo de aislamientos que tenga, el presupuesto que se tenga disponible
  • Valor de las diferentes fuentes de energía calóricas
  • Mantenimiento
  • Dificultad de instalación
  • Eficiencia
  • Cuidado con el medio ambiente
  • Entre otros. 

Tener en cuenta que quizás no quieres gastar mucho dinero y compras una estufa eléctrica barata, pero a la larga, te es menos eficiente porque consume muchísima luz y la cuenta de la luz no compensa elbajo costo de la estufa.

Por esto, a veces, si es posible, es mejor no fijarse completamente en la inversión inicial, sino que en el ahorro de energía que se obtendría en el mediano y largo plazo.

Acá te mencionamos algunos tipos de calefacciones:

Radiadores: Estos requieren de instalación y funcionan a gas o a petróleo con caldera. La caldera calienta el agua que luego va por un circuito pasando por toda la casa, calentando de forma homogénea tu inmueble. 

Estos, por lo tanto, son para espacios más grandes y de cale más parejo para todo el ambiente.

Si tu casa o departamento tiene radiadores, aprovéchalos! Si los prendes, para no gastar tanto gas hazlo cuando el sol se vaya y apágalos antes de dormir.

Además, evita colocar muebles grandes en frente de ellos que los tapen. Esto evitará que el calor quede atrapado en ellos y no se esparza en la casa.

Si te serviría poner repisas sobre el radiador, ya que no tapa el calor pero si evita que se escape hacia arriba. (Si estás en una casa en el segundo piso, esto es una buena idea. Pero si estás en el primer piso no te lo aconsejamos porque así el calor sube y calienta el segundo piso).

Calderas eléctricas: estas calientan el agua mediante la electricidad, no gas.

Aire acondicionado: Este aparato es capaz de generar tanto aire frío como caliente (servirá por lo tanto para el verano si se está en una zona muy calurosa, y para el invierno). 

Este sistema es bien eficiente para puntos específicos de la casa, como habitaciones y el calor suele ser muy seco (cuidado con personas con asma).

Estufas eléctricas infrarojas: calientan el ambiente rápido mediante una placa de cerámica que toma temperatura e irradia el calor al ambiente por convección. Tienen un costo aproximado de entre $60.000-$200.000 pesos chilenos. Son buenas para espacios específicos.

Estufas eléctricas de aire caliente: son las más fáciles. Sin embargo, estas son menos eficientes que la anterior y dan menos calor. Estas son para espacios más reducidos como baños y dormitorios. Pueden tener un costo más económico, partiendo de los $9.000 pesos chilenos.

Hay que tener cuidado con escoger una buena porque algunas no son eficientes y consumen mucha energía. ¡Después no quieres pasar una sorpresa cuando te llegue la cuenta de la luz!

Estufas de Parafina: estas tienen un gran poder calórico. No obstante, esta ojalá sea de buena calidad para evitar fuertes olores y posibles derames. Esta estufa en especial no debe dejarse nunca sin supervisión. Por otro lado, no es la mejor opción ya que la parafina hay que constantemente comprarla y se acaba rápido. Además, tiene un olor tan fuerte que puede producir dolores de cabeza y malestar estando en la habitación con la estufa.

Estufas de biomasa (pellets): alta eficiencia y rendimiento calórico y dependiendo del tamaño puede calentar diferentes tamaños de espacios. Calienta rápidamente toda la casa pero es más costoso. Estas cuestan aproximadamente entre $500.000 a $1.600.000 de pesos chilenos. Además, hay que contemplar el gasto de comprar los pellets y también almacenarlos.

Por otro lado, es un combustible renovable, por lo tanto más ecológico. Este no produce gases contaminantes como lo hace la leña, sino que emplea combustibles amigables con el ambiente.

No obstante, esta estufa debe conectarse a una salida de humo.

Suelo radiante: Similar a los radiadiores pero en lugar de transitar por la pared, lo hace por el suelo. Este sistema funciona mediante una red de alambres cubiertos de fluoropolímero que calefaccionan tu hogar desde el suelo hacia arriba.

Es muy eficiente y bueno con el medio ambiente, sin embargo, es costoso. Lo bueno es que no usan espacio y no se ven. Por otro lado, no deben ser supervisados a todo momento. Por último, es bien eficiente ya que como el calor sube, se aprovechan todos los espacios para calentar tu hogar de manera más homogénea. 

Chimenea a ethanol: esta es con fuego visible, que además de ser decorativa, calienta los espacios. Estas también se pueden usar en el exterior.

CONCLUSIÓN

Esos son algunos de los consejos que te damos para calentar tu hogar en los días fríos de invierno, en cuanto a lugares, costumbres, objetos y usos.

Tip: sabemos que este artículo habla de cómo mantener tu hogar calentito en el invierno, pero no sobra aconsejarte que ocupes vestimenta apropiada también. Es decir, usar calcetines de polar o pantuflas, un chaleco o polerón calentito siempre te servirá para pasar menos frío.

También, como será invierno y ventilarás menos tu hogar, te recomendamos poner plantas que renueven tu oxígeno dentro de tu casa. Aparte, decoran y se ve mucho más lindo!

Esperamos que estos consejos te hayan ayudado y que mantengas tu casa sin frío este invierno! 

Si quieres tips de cómo personalizar los pequeños espacios de tu cocina te recomendamos nuestro artículo.

O si te interesa saber cómo mantener tu hogar desinfectado tenemos el post perfecto para ti.

34 Shares:
You May Also Like